Claves para la necesaria transformación de los profesionales del sector legal

Claves para la necesaria transformación de los profesionales del sector legal

Las competencias Delta en las organizaciones: Practice, Process, People

 

Profesional Delta

“El entorno actual demanda nuevos profesionales: en el ámbito legal se necesitan “abogados Delta” que, además de saber de derecho y tecnología, tiene que tener unos rasgos de personalidad adecuados”. Con esta frase, María Jesús González-Espejo, fundadora del Instituto de Innovación Legal y directora académica de nuestro Curso LegalTech, ha animado a los profesionales a dar un salto cualitativo que les permita aportar un valor añadido diferenciador en sus organizaciones durante su participación en un webinar dirigido a directores de Recursos Humanos.

En su análisis del papel que juegan las competencias Delta en la transformación digital de las organizaciones (Practice, Process, People)  María Jesús identifica cuatro retos clave en las empresas:

  • Repensar los productos y servicios y adaptarlos a un nuevo tipo de consumidor (prosumer) que no se conforma con consumir, sino que opina, ofrece información sobre el producto y difunde su experiencia.
  • Rediseñar y mejorar los procesos.
  • Automatización de los procesos a través de la transformación digital.
  • Y, en definitiva, mejorar la gestión integral de las empresas en todas sus áreas.

Para abordar estos desafíos, González-Espejo cree que los profesionales también tienen que transformarse y adquirir no solo los conocimientos técnicos relacionados con su especialidad, sino ampliar su perfil con  un Digital Mindset, es decir, deben ser capaces de identificar las oportunidades que ofrece la digitalización y aportar valor a sus empresas.

Por ello, en su opinión, a la hora de definir a los profesionales del futuro, hay que tener una visión de conjunto en la que no solo se tengan en cuenta sus conocimientos digitales y técnicos, sino que es fundamental que dichos profesionales desarrollen habilidades personales como la actitud colaborativa, el compromiso, la visión global, la empatía, la curiosidad o un enfoque humanista.

Así, la fundadora del Instituto de Innovación Legal, parte del Modelo Delta para identificar tres categorías de habilidades necesarias para cualquier profesional:

  • Habilidades tecnológicas: ofimática, comunidades virtuales, redes sociales y derecho tecnológico (protección de datos, propiedad intelectual, ciberseguridad).
  • Habilidades de efectividad personal o soft skills: empatía, curiosidad, gestión del cambio, creatividad, visión holística, coraje y capacidad de trabajar en equipo.
  • Habilidades de gestión de proyectos y negocio: metodologías, finanzas, comercialización, comunicación y desarrollo empresarial, gestión del conocimiento, gestión del equipo.

 

Si eres abogado o trabajas en el sector Legal y quieres contribuir a la transformación de tu empresa, te recomendamos nuestro Programa de Transformación Digital para el Sector Legal, compuesto por 5 cursos independientes y complementarios. Elige el que más te interese y adquiere una formación práctica, aplicable desde el primer día y 100% online.